Hawaii se suma a la prohibición de las bolsas plásticas

Publicado el 19 de febrero de 2014

El gobierno de Hawaii aprobó una ley para dar a las empresas un plazo de dos años para prohibir por completo el uso de bolsas plásticas y adaptarse a las de papel. Aunque, sustituirlas por bolsas de papel quizá no sea la mejor opción, pues la producción de papel requiere de cientos de miles de galones de agua, además de productos químicos tóxicos como el ácido sulfúrico.

Lo cierto es que las bolsas de plástico son más agresivas aún, pues para empezar su fabricación requiere más energía y transporte, por ende incrementa el calentamiento global directamente. Además tardan entre 150 y 400 años en degradarse dependiendo del grosor y tipo de plástico –contra un año que tarda una bolsa de papel-, lo que en una isla como Hawaii, repercute gravemente en el mar que la rodea, aunado a que ya tiene que lidiar con la inmensa cantidad de basura y bolsas plásticas que son arrastrados por las olas hasta sus playas, a través del Océano Pacífico.

Según datos de Greenpeace sobre la contaminación de los plásticos en los océanos del mundo, indica que 6,4 millones de toneladas de basura alcanzan los océanos cada año, de los que entre el 60 y 80 % son plásticos.Y si les extraña que no veamos aún los mares tapizados de bolsas y basura, eso se debe a que aproximadamente el 70% se encuentra en los fondos marinos, lo que provoca que más de un millón de animales marinos y aves mueran cada año como resultado de la contaminación por plástico, ya sea por ingestión al confundirlas con medusas, por enredarse, o asfixiarse con las bolsas.

Por ello, ya son varios los países que además de Hawaii han aplicado iniciativas para prohibir las bolsas de plástico.
Por ejemplo, Bangladesh, que fue el primer país en prohibir las bolsas de polietileno, en el año 2002, pues se dieron cuenta que su uso había sido un agravante de las inundaciones de 1988 y 1998, que sumergieron a dos terceras partes del país, debido al bloqueo de los desagües. Ese mismo año, Irlanda fue el primer país en aplicar una cobro a nivel nacional para desincentivar el uso de las bolsas plásticas, lo que tuvo un efecto radical en la disminución del consumo de las mismas por parte de los irlandeses.

Prohibiciones y leyes de este tipo se han aplicado a partir de entonces en países como Italia, China, Estados Unidos, España, México, y algunos de África como Botswana, Uganda y Tanzania. Un gran avance, aunque aún queda bastante por hacer en cada país para erradicar por completo la producción de bolsas de plástico y dar la bienvenida a las bolsas reusables de tela.

Fuente: VeoVerde

Posicionamiento Web